El oro como metal noble, al igual que la plata se puede transformar y reutilizar, por tanto es factible renovar las joyas que no uses.